El azuleño sigue a paso firme en el Grand Slam de polvo de ladrillo.


El argentino, de 30 años, está atravesando uno de los mejores momentos de su carrera. En el día de la fecha derrotó en sets corridos (6-4, 6-1, 6-3) al talentoso italiano Fabio Fognini (29°). Así se ganó un lugar en la semana finañ segundo grande del año. Esta es la primera vez en su carrera que logra meterse en la 4ta ronda de un torneo Major.

Pero esta actuación en Roland Garros no es casualidad: semanas atrás logro llegar a cuartos de final en el Masters 1000 de Roma, octavos de Madrid y además logro ser semifinalista del ATP 250 de Belgrado. ”Estoy atravesando un momento muy bueno”, declaró el argentino luego del partido frente al “tano”.

”Las cosas que hace Fabio son por su propia naturaleza, yo me las tomo demasiado tranquilo. Obviamente, uno por dentro piensa 500 cosas. Por momentos pensé que se iba a retirar y por otros pensé que iba a tirar 45 pelotas afuera…Yo le tuve que ganar el partido, no es que me lo regaló. Todo lo que hace él me produce risa, me causa gracia por dentro y van a quedar como anécdotas”, añadió.

En la próximo match el ganador de la Copa Davis de 2016 se verá la cara con Alejandro Davidovich Fokina (46°), que viene de dejar en el camino al noruego Casper Ruud (16°).
De acuerdo al juego, explicó: ”Va a ser un partido en el que él va a jugar rápido, querer imponer su ritmo y velocidad de piernas. Voy a intentar hacer mi juego para molestarlo con la bola pesada”. ”Por ahora estoy atravesando un momento muy bueno y las ganas de seguir son muy altas sobretodo”, concluyó.

Esperemos que el tenista que nos dio el triunfo clave para ganar la Ensaladera de Plata siga desplegando su mejor tenis.