Como previa a la Copa Davis Jiri Lehecka crece en Rotterdam.


Jiri Lehecka tomó el mando este martes en el ATP 500 de Rotterdam para darse a conocer al mundo entero. Este checo de 20 años y actual número 137 del ranking puso en orden todo su talento para sacar del cuadro a Denis Shapovalov, duodécima raqueta de la clasificación. Lo hizo además por un resultado sobrio, un doble 6-4 que nos obliga a hacernos eco de su historia a través de la información que siempre nos aporta la ATP.

“La veía a ella jugar y yo quería hacer lo mismo”, empieza Jiri explicando cómo su hermana terminó siendo la influencia definitiva para que empezara a practicar tenis a los 3 años de edad. “En aquel momento, el tenis era la única opción para mí, aunque al mismo tiempo estaba practicando otros deportes. Tuve una infancia cargada de deporte y competición, pero el tenis le ganó la batalla a las otras disciplinas, algo de lo que me siento muy orgulloso. Tengo genética de deportista, el deporte es mi pasión en todo momento”, asegura un chico que puede presumir de tener padres deportistas.

Hasta el momento, sus tres partidos oficiales se contaban por derrotas: Copa Davis 2019, ante Robin Haase (6-4, 2-6, 6-3); Copa Davis 2021, ante Cameron Norrie (6-1, 2-6, 6-1); Open de Australia 2022, ante Grigor Dimitrov (6-4, 4-6, 6-3, 7-5). El carácter competitivo del checo se ve en los resultados, donde siempre fue capaz de arañar al menos un set. En Melbourne, en su estreno en torneos de Grand Slam, su derrota ante el búlgaro le dejó un aprendizaje de cara al futuro.

“El partido que tuve con Dimitrov en Australia me ayudó mucho a la hora de encarar éste con Denis. Cada partido que disputo a estos niveles es bueno para mí, me ayuda a crecer. Nuestro plan desde principios de temporada es alcanzar a jugar estos partidos tantas veces como pueda, y así ir creciendo en el ranking poco a poco”, valora el pupilo de Michal Navratil después de la victorias más importante de su carrera. Seguramente, pocos podrán contar que su primer triunfo en el circuito ATP fue ante un top15, pero así de fuerte ha empezado la historia de Jiri.

“Obviamente, esta victoria me genera muchísima emoción, fue un gran partido por mi parte, estoy feliz por el rendimiento que mostré sobre la pista. Tenía claro que sería un partido muy duro, enfrente estaba el número 12 del mundo, nunca es fácil enfrentarse a este tipo de jugadores”, sostiene el checo, que saldrá del torneo siendo, como mínimo, el segundo mejor jugador de su país dentro del ranking oficial.

República Checa, en estado de urgencia

Los más nostálgicos echarán de menos a Tomas Berdych y Radek Stepanek, pero la realidad de la República Checa en el vestuario masculino es más alarmante que nunca. Sin ningún top100 ahora mismo, el primer jugador que encontramos es Tomas Machac (114º), quien estará muy bien acompañado a partir de la próxima semana gracias al ascenso de Jiri Lehecka (121º tras su última victoria), al que quizá le veamos incluso ponerse al frente del carro. Por detrás, Jiri Vesely (122º) y Zdenek Kolar (146º) completan el cuártelo de checos dentro de los 150 mejores del mundo.

Está claro que los checos han perdido fuerza en el tour, pero lo que no se han perdido son los recuerdos de un pasado donde llegaron a tocar el cielo. “Cuando era un niño, recuerdo ver a la República Checa ganando varias Copas Davis y disputando eliminatorias increíbles, partidos imborrables”, rememora Lehecka sobre los años 2012 y 2013. “Cada vez que jugaban yo estaba ahí, viéndolo por televisión, imaginando que algún día pudiera ser yo quien estuviera en la pista. Para mí, esa generación resultó una inspiración”, concluye.

Fuente Punto de Break