Sorpresivamente, en la mañana de hoy, Kiki Bertens realizó un comunicado explicando los motivos de su repentina retirada del deporte.


La tenista de 29 años decidió ponerle fin a su carrera profesional debido a no haberse recuperado de la mejor manera de una operación que sufrió en octubre pasado: “El tanque está vacío”, dijo.

“Quiero compartir con todos ustedes que este año será la última temporada de mi carrera tenística. Siempre me exigí lo máximo de mi misma, pero el tanque está bastante vacío. El balance del duro trabajo que pongo cada día y la satisfacción que recibo al terminar el día ya no esta más. También, me siento preparada para el siguiente capítulo que esta por venir”, explicó la campeona de 10 títulos WTA, que permanece entre las 20 mejores del mundo.

A su vez, Bertens confirmó cuáles serán sus últimos torneos: “Los siguientes torneos que vendrán son Eastbourne, Wimbledon y los Juegos Olímpicos. Luego decidiremos si mi cuerpo se recuperó lo suficientemente bien para seguir jugando el resto de la temporada. Hare todo posible por terminar mi carrera de la mejor manera posible”.

Kiki también recalcó en una entrevista el dolor que aún sufre en el talón de aquiles: “La recuperación tras la intervención ha sido decepcionante. Es cierto que hay días en los que me siento muy bien, pero también hay otros en los que el dolor es exagerado”.