La eliminación de Federer ante Hurkacz pudo haber sido mucho más que una derrota del suizo.


El camino de Roger Federer en Wimbledon 2021 llegó a su fin con un baño de realidad. Un intachable 6-0 final pudo haber sido el último set que haya disputado Su Majestad en el All England. Todavía no sabemos. Pero algo está muy claro, la asimilación de un punto final en la carrera del suizo le está pasando factura al público. Seamos sinceros, ¿Quién está preparado para el deceso tenístico de Roger? O ¿Cómo se imaginan al tenis sin su presencia en el futuro no tan lejano?

Son dudas que se comenzarán a disipar cuando la leyenda helvética cuelgue la raqueta. Mientras tanto, el fanatismo tendrá otra tarea mucho más delicada, la de luchar contra la realidad, asimilando el golpe y aceptando lo que puede suceder de acá a fin de año, quizás. Al grito de “One year more!” (“¡Un año más!”) por parte de la grada en La Catedral, el público mostró su total desazón e incertidumbre con lo que podrá ocurrir la próximo temporada.

El nivel de Federer en Londres durante estas casi dos semanas fue tema de discusión. Desde un juego que rozó los viejos buenos tiempos ante Richard Gasquet, hasta la ya consumada eliminación ante el polaco Hubert Hurkacz en cuartos de final. De lo más superlativo a un opaco desenlace. Dos puntos extremos muy característicos del fanatismo compulsivo de la gente y la vara pública de la empatía que rodea al símbolo de más de dos generaciones en uno de los deportes más populares del mundo.

Podría ser la última vez que Federer haya pisado el césped de su jardín londinense. Claro que todo se dice en potencial, pero después de los Juegos Olímpicos y la motivación por llegar a pelear por alguna medalla, el futuro de Su Majestad quedará huérfano de objetivos concretos y solo el amor por el deporte blanco moverá las aspiraciones de un tipo que, a menos de un mes de los 40 años, vive el día a día en el circuito masticando la eterna chance del retiro al igual que sus fans.

Solo queda celebrar su presencia en cada torneo en el que juegue, en cada cancha que pise, y disfrutarlo todo lo que se pueda.

Foto principal: MARCA