A pesar de haber dado negativo en sus respectivos testeos, deberán quedarse en la burbuja del US Open.


Los once tenistas que tuvieron contacto con Benoit Paire siguen hasta el día de hoy bajo observación de los médicos en la burbuja del Abierto de los Estados Unidos y en el caso de algunos a pesar de haber caído eliminados en primera ronda.

Por diferencias entre las reglamentaciones entre la USTA y el gobierno de Nueva York, Gregoire Barrere, Richard Gasquet, Edouard Roger-Vasselin, Ysaline Bonaventure, Kirsten Flipkens y Damir Dzumhur deberán quedarse aislados 10 días dentro de las instalaciones del Grand Slam estadounidense.

Esta medida no favorece para nada a los jugadores ya que no les permite viajar a Europa para continuar con el nuevo calendario impuesto por la ATP y WTA.