El extrovertido ruso Daniil Medvedev, número 4 del mundo, admitió en conferencia de prensa que la retirada de la cancha de su coach Gilles Cervara, en medio de su encuentro ante Filip Krajinovic, lo ayudó a ganar el partido y contó que su entrenador le confesó que estaba seguro de pasaría de ronda.

“No sé qué se le cruzaba por la cabeza, pero al menos me dijo que estaba seguro de que iba a ganar, y que quiso dejarme solo para que esté más calmo. Todos tenemos momentos de frustración, pero ambos queremos ganar; él como entrenador y yo como jugador. Sintió que era lo mejor”, explicó el reciente campeón de la ATP Cup con Rusia, que tuvo un cruce de miradas y algunas palabras para Cervara en la mitad del tercer parcial.

En la misma línea, agregó: “A veces estaré en desacuerdo pero esta vez sí, fue algo bueno. Esto pasa una o dos veces por año, pero hoy ayudó”.

Foto: Getty