El escocés y el griego brindaron una batalla a cinco sets en primera ronda.


En plena vorágine del quinto set, Andy Murray mostró su enojo cuando Stefanos Tsitsipas se puso 2-0 arriba en el parcial final. El británico no tuvo tapujos al notar el retraso del griego en su descanso al finalizar la cuarta manga: “Yo nunca tardé tanto tiempo en ir al baño, nunca”. Finalmente el partido fue para el N°3 del mundo y Murray se fue bastante molesto por lo sucedido.