El argentino cayó contra el canadiense Felix Auger Aliassime por 6-1, 6-3 en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma.


El “Peque”, decimo en el ranking mundial de la ATP, estuvo nuevamente por debajo de su nivel. Cometió 25 errores no forzados y en ningún momento pudo desplegar sus mejores golpes. En cambio, del otro lado de la red se vio a un Aliassime muy solido, que supo aprovechar de gran forma permanentemente flojo rendimiento del argentino.

Los resultados reflejan que no está atravesando su mejor momento tenístico. Acumula tres derrotas seguidas: la semana pasada, en el Masters 1000 de Madrid, qudó eliminado frente al ruso Aslan Karatsev. Previamente, en Barcelona, cedió ante Pablo Carreño Busta en cuartos de final (luego de haber ganado dos partidos). La gira europea de polvo de ladrillo la había iniciado con despedida en el debut en Montecarlo, ante Casper Ruud

La responsabilidad de defender tantos puntos puede estar incidiendo en su performance. En este torneo defendía la final que había logrado en 2020 (cayó ante Novak Djokovic). al haber perdido en 2da ronda, descontará 300 unidades en el ranking. A su vez en Roland Garros tendrá que defender la semifinal del año pasado.

Esperemos que el mejor argentino de la actualidad pueda recuperar confianza y volver a estar en su mejor forma.