El griego cayó en su debut en La Catedral y es el primer Top 10 que se queda afuera.


La adaptación de una superficie a otra muchas veces le pasa factura a los jugadores en este circuito ATP tan adrenalínico como intenso. En esta oportunidad, le tocó a Stefanos Tsitsipas sufrir la aclimatación al césped de Wimbledon, viniendo de ser finalista en Roland Garros hace solo un par de semanas atrás y sin haber disputado torneos previos sobre grass antes de arribar al All England.

El verdugo del griego fue el estadounidense Francés Tiafoe, quien gracias a un muy buen nivel sumado a la irregularidad del 3° preclasificado del torneo, se llevó el partido por 6-4, 6-4 y 6-3 sin ceder juegos con su servicio y consumando así, la primera victoria ante un Top 5 de su carrera.

Foto principal: Gustavo Goitia (Twitter)