Andrés Sa, representante de jugadores en el Abierto de Australia, aseguró que el astro suizo Roger Federer no disputará el primer Grand Slam de la temporada debido a las restricciones del país oceánico con respecto a la pandemia del COVID-19 y no por su lesión en la rodilla derecha, como se barajaba anteriormente.

“La razón principal fue la cuarentena”, manifestó el brasilero, que durante su carrera fue un doblista de elite. Cabe mencionar que todos los jugadores, sin excepción, deberán confinarse 15 días previo al torneo, sólo podrán salir para entrenar, pero la familia de cada uno de ellos debe permanecer aislada. En cuanto a eso, sin dejar de lado que Federer no quiere viajar solo y estar lejos de sus seres queridos más de un mes, Sa explicó: “Mirka no aprobó la idea de quedarse en cuarentena y la otra opción es que él venga sin ellos”.

Por último, admitió haber hablado con el suizo hace un mes, quien le dijo: “Amigo, 39 años, cuatro hijos, 20 Grand Slams. Ya no puedo estar lejos de mi familia durante cinco semanas”. El ex número uno del mundo, que cumplirá un año sin jugar próximamente, podría volver en el ATP 500 de Dubai, el cual tendrá lugar del 13 al 20 de marzo. Tampoco se descarta que aparezca en Rotterdam (evento de similar categoría) un poco más temprano, del 27 de febrero al 7 de marzo.

Información: EuroSport