El argentino sufrió una dura derrota hoy frente al imbatible Rafael Nadal en los cuartos de final de Roland Garros.


Poco más de tres horas de batalla fue lo que le costó a Rafael Nadal obtener su triunfo número 105 de su carrera en Roland Garros. Eliminó en 4 parciales a Diego Schwartzman, que acabó con una racha de 36 sets consecutivos conseguidos por el español en Paris.

El Peque terminó el partido con un 6-0 en contra y, tras el partido, dijo: “Fue una pena acabar así, me dolió un poco después de los tres primeros sets que hice. Yo en polvo de ladrillo me vuelvo más fuerte y sé que no hay muchos que quieran jugar contra mí. La realidad es que casi siempre que llego a segunda semana en un Slam pierdo con Rafa, incluso en el US Open. Espero que el año que viene me toque del lado de Djokovic en el cuadro”.

El resultado final le duele a cualquier jugador, pero eso no quita mérito al gran torneo que realizó Schwartzman, habiendo llegado al segundo Grand Slam de la temporada con 4 derrotas consecutivas (Montecarlo, Madrid, Roma y Lyon).

“Hace 10 días necesitaba ganar el primer partido ante Lu, pero no me imaginaba llegar a QF sin perder sets. Necesitaba un torneo así, volver a sentirme bien en la cancha. Repetir partidos en un torneo. Me va a servir para lo que sigue en el futuro”, declaró Diego respecto a sus últimas semanas.