Rafa se sobrepuso ante un Denis Shapovalov enojadísimo con el español y con el umpire Carlos Bernardes alegando “trato preferencial” para con el español.


Rafael Nadal continúa imbatible en la temporada y la racha de triunfos ya lo depositaron en las semifinales del Abierto de Australia. Volviendo de una larga rehabilitación que lo tenía sin jugar desde mediados del año pasado, con título en el ATP de Melbourne incluido, el español se encuentra a sólo dos triunfos de ganar el tan ansiado Grand Slam N°21.

En su camino a dicha marca histórica tuvo que superar al siempre difícil canadiense Denis Shapovalov, quien venía de eliminar a Alexander Zverev de gran forma y llegaba a cuartos con altas expectativas. Fue 6-3, 6-4, 4-6, 3-6 y 6-3 para Rafa en una batalla que duró poco más de 4 horas y en donde no estuvo excenta la polémica.

Una vez terminado el primer set, Shapovalov se quejó con el umpire Carlos Bernardes por el tiempo que se tomaba Nadal para sacar y además, por el lustro que había tardado el manacorí para ir al baño, considerado excesivo por el canadiense. “Son todos corruptos”, fue lo que dijo el nacido en Israel en pleno court. Ante el enojo de Denis, Bernardes trató de calmar los ánimos asegurándole que Rafa aún tenía tiempo. Hasta el propio Nadal fue a tratar de apaciguar el clima poniéndose frente a frente con “Shapo”.

“No solo juegas contra él, sino también contra el juez. Respeto a Rafa, pero tiene que haber ciertos criterios. Es muy frustrante y duro sobreponerse a todo esto. Es injusto ver las veces que Nadal se sale con la suya, por supuesto que recibe un trato especial. ¿Cómo puedes recibir atención médica e ir al baño al mismo tiempo?”, <span;>aseguró Shapovalov en declaraciones a EFE tras el encuentro.

Nadal se sobrepuso a dolores de estómago

Fue una jornada de suma lucha para Rafa. No solo tuvo que pelearla contra Shapovalov, sino también con problemas estomacales que lo complicaron durante el partido. “No se cómo hice para ganar, estaba destrozado. Estaba muy duro y hacía mucho calor. Tuve suerte al comienzo del quinto set”, aseguró. Para Nadal es la octava victoria en lo que va del 2022, un año donde todavía sigue invicto y ahora, se verá las caras con Matteo Berrettini, quien superó a Gaël Monfils en 5 sets por 6-4, 6-4, 3-6, 3-6 y 6-2 en lo que fue el último partido de la jornada en Melbourne.