Stan the Man aún siente que necesita calentar motores. Sin dudas que no será fácil volver tras 6 meses de estar parado.  Es por ello que a los 35 años, siente que la vuelta es complicada, y que el camino es largo… ¿Imposible? Esa palabra no está en su diccionario.

Tras necesitar de 3 sets para superar al ruso Roman Safiullin (6-1, 4-6, 6-1) en la primera ronda del Challenger de Praga, Wawrinka declaró: “Vine aquí para encontrar algo de ritmo y comprobar dónde estoy. Estoy contento por la victoria pero aún hay cosas por hacer. Actualmente estoy lejos de donde quiero estar, pero para eso decidí venir a Praga y disputar el torneo. Con el paso de los partidos me iré encontrando mejor y recuperando sensaciones”.

 

“Oxidado pero contento de volver”. Stan, el hombre que todo lo puede.