Dominic Thiem, número tres del mundo, admitió en conferencia de prensa que está conforme con que no haya jueces de línea y sí ojo de halcón instantáneo en el Abierto de Australia 2021.

“Me gusta más jugar sin jueces de línea. No quiero ofender, en absoluto, pero este método hace que no haya errores en el tenis. Si una bola sale fuera, la electrónica va a decir que es fuera. Creo que es un paso hacia adelante en este deporte”, explicó el campeón del último US Open luego de haber vencido al kazajo Mikhail Kukushkin en la primera ronda.

Cabe destacar que esta norma se implementa por primera vez en un evento de Grand Slam, y el austríaco es uno de los defensores de los avances tecnológicos. No hay que dejar de lado que esta medida le quita trabajo a la industria de los jueces de línea.