El argentino y su compañero de dobles, el español Marcel Granollers, se quedaron con el Masters 1000 de Madrid y “Zebolla” obtuvo su título número 17 a nivel ATP en la modalidad, dejando atrás al mejor singlista del país.


Es un privilegio y un honor para mí superar al más grande jugador de la historia de Argentina. Obviamente no era su especialidad, pero tenía una gran cantidad de torneos ganados. Más feliz, imposible”, remarcó Horacio, de Mar del Plata al igual que Guillermo, que hoy consiguió su cuarto Masters 1000 y el tercero con Granollers (derrotaron en la final a los croatas Nikola Mektic y Mate Pavic, campeones de Miami y Montecarlo por 1-6, 6-3 y 10-8).

El marplatense es especialista en ser campeón, sea quien sea su pareja. Sus 17 trofeos los consiguió con 7 compañeros diferentes: Sebastián Prieto (1), Simone Bolelli (1), Julio Peralta (6), Andrés Molteni (2), Máximo González (1), Mektic (1, su rival de hoy) Granollers (5). En total acumula 11 ATP 250, 2 ATP 500 y 4 M1000. A su vez, disputó 13 finales más.

De todas maneras, más allá de esta fabulosa carrera, el argentino de 36 años tiene una cuenta pendiente por vivir, los Juegos Olímpicos: “Es un objetivo, principalmente porque nunca pude jugarlos. Todo deportista con el que hablo, me dice que es único. Tengo muchas ganas de ir”.

Zeballos volverá al 5° del mundo (su mejor posición fue 3°) y encarará la temporada con un sueño a corto/mediano plazo: ganar su primer Grand Slam. En caso de alcanzarlo, sería el primer argentino en hacerlo en dobles masculino. En Argentina no hay dudas; tarde o temprano, llegará.

Fotos: LA NACIÓN y Mutua Madrid Open