A pesar de las últimas denuncias realizadas por su ex pareja, el alemán se presentó en una corte de Inglaterra por un caso que tenía frente a su ex representante.


Todo comenzó cuando Alexander Zverev tenía 15 años de edad y acababa de firmar un contrato con el grupo Ace Group International que los unía por un período de 11 años más una posible prorroga de 5 años más.

Su exmánager Patricio Apey fue demandado por el tenista alemán luego de que este reclamará una enorme cantidad de dinero cuando Zverev les anunció su deseo de partir a los 21 años.

El inicio del caos arrancó tras el título de Sascha en las ATP Nitto Finals del 2018 momento en el que el jugador alemán y la empresa inglesa tienen una pelea. Es ahí donde Zverev decide por poner punto final a su relación. Luego de dicha disputa, Ace Company le reclamaría al tenista una suma de más de diez millones de dólares.

La sentencia se dictaminó en la jornada de ayer por la noche, en la cual los abogados de ambas partes llegaron a un acuerdo previo a que se realizara el juicio. ¿En qué consiste el acuerdo? La empresa inglesa deberá abonarle 1,15 millones de euros al tenista alemán a modo de ahorrarse ser humillados en la corte.

“Este es un día importante para mí. Espero sinceramente que al hacer esto público y llevarlo a los tribunales, hayamos creado conciencia entre los jugadores jóvenes y sus familias de que los agentes deportivos profesionales no siempre actúan en el mejor interés de los jugadores”. Zverev junto a su hermano presenciaron el fallo del juez desde la tercera fila, mientras que su exmánager no se hizo presente.